Skip to content

Reflexiones sobre la crisis

27 julio 2009

Después de trabajar durante casi ya un mes en un simulador de un avión, no pude evitar crear un paralelismo entre el funcionamiento de dicho método matemático y la actual situación de crisis. En el simulador si intentamos forzar la obtención de datos minimizando mucho el tiempo de procesamiento del sistema empieza a dar datos ilógicos hasta que llega a situaciones absurdas e irreales, como velocidades infinitas, por ejemplo. Quizás algo similar esté pasando con nuestra economía.

Aspiramos a obtener el máximo rendimiento económico, y no dudamos en pensar en que el mayor crecimiento es el mejor económicamente hablando. Posiblemente haber crecido a un 3% durante los últimos años parezca positivo, pero quizás no ha sido más que el síntoma de una inestabilidad. Dejando de lado la calidad del sistema productivo, resulta que el funcionamiento global de la economica consistía y consiste en ir al límite, de manera que a ese ritmo la posibilidad de reaccionar era y es mínima, y no sólo eso, si podemos crecer aún más hundiendonos más en el caos ¿Porqué no lo vamos a hacer?. La economía últimamente se parece cada vez más a un equilibrista avaricioso que cobra según la dificultad de sus equilibrismos.

Empiezo a pensar que el nuevo modelo, debería estar regulado en vista de una MENOR PRODUCTIVIDAD, que nos permita obtener un sistema controlable, pero que garantize una MAYOR EFICACIA. En otras palabras, que construyamos, ideemos y innovemos, sabiendo que hacemos y porqué, no sirve innovar no podemos gestionar la innovación, por ejemplo. Las grandes empresas se aprovechan de ello extorsionando a los pequeños innovadores porque saben que el estado no es efectivo en el control legal de patentes, a pesar de que es productivo a través de las subvenciones (a vista de los resultados), provocando la disminución de los nuevos innovadores, lo cual no es positivo a largo plazo. Tampoco sirve de nada jugar en Bolsa si resulta que nos estan vendiendo humo y nosotros creemos que es oro, creyendo simplemente que es oro porque ha sido un valor productivo (aunque no eficaz).

Como bién sabemos ir más deprisa no quiere decir ir más rápido, quizás deberíamos aplicarlo a la economía.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: